Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5/07/09

El sábado 4 de julio [ayer] salió en La Nación una nota/entrevista a Manuel Gonçalves, uno de los niños apropiados durante la dictadura militar que finalizó en 1983. [para conocer las particularidades de su  historia click aqui]

Lo que quiero resaltar, son dos o tres párrafos que explican claramente para cualquier lego por qué ciertos delitos son de lesa humanidad y por tanto imprescriptibles y otros nop.

[…] “Su esposa Ana María [madre de Manuel], embarazada de cinco meses, pasó por la casa de su suegra, Matilde Pérez, para despedirse. Se esfumaba por un tiempo, hasta que el peligro pasara. A los tres minutos de que Ana María se fue, volaron la puerta de la casa de la abuela de Manuel buscando a la embarazada. Era una patota de policías con armas largas y gestos crispados. Todo había sido tan rápido que Matilde pensó que su nuera aún estaba en el edificio, pero en verdad se les había escapado por un pelo. Ataron a la señora a una silla y comenzaron a golpearla y, mientras tanto, revolvían toda la casa. Luego la cargaron en un auto y comenzaron a pasearla por las calles oscuras, y la encerraron al final en un cuartucho.

Al día siguiente le dijeron que se fuera de inmediato. “Pero no tengo nada”, se quejó ella. Cuando salió a la vereda se dio cuenta de que, a pesar de tantas vueltas, estaba alojada en la comisaría de su barrio. Llegó a su domicilio caminando y descubrió que los policías se habían robado todo: televisor, heladera, cocina, muebles, objetos, prendas. “¿Adónde va?”, le preguntó el portero al ver que Matilde volvía a salir. “A hacer la denuncia”, respondió ella. En la comisaría no podían creerlo: la misma mujer que había estado prisionera volvía ahora para denunciar el saqueo de su casa. Tuvo suerte: lo único que le hicieron fue sacarla carpiendo” […]

Queda claro? ante un delito común, por más grave que sea, se tiene la oportunidad de pedir auxilio al Estado. Pero cuando es el Estado, a traves de sus agentes, el que comete el delito: estas solo. No tenes forma de pedir justicia. Entonces, si tenes que esperar a cambie la política del Estado [un Estado que no se movía con reglas ni plazos constitucionales] para tener justicia es lógico que las reglas de la prescripción no se apliquen. Duró 7 años, podrían haber sido 50.

En cuanto al accionar de la guerrilla, que algunos desubicados enarbolan como buscando “empatar” la cuestión [como si estuvieramos hablando de futbol], nadie ni nada impedía el accionar de los tribunales ni las ffss ni las ffaa. Deliberadamente optaron por abandonar el camino del derecho y seguir la autopista de la venganza. Asi les fue. Porque la venganza no sana heridas.

Read Full Post »