Feeds:
Entradas
Comentarios

Decepción

Empecé este quilt hace una semana por pedido de mi hermano. La idea de JM (sus iniciales) era regalarlo a una pareja amiga que está en la dulce espera de un varón

¿Alguna vez mencioné que odio el celeste? no es ni de lejos mi color favorito. Y cuando se trata de bebés varones tiende a ser inevitable.

Por otro lado estaba entusiasmada por probar un nuevo patrón: cartwheels.

So ¿cómo hacer una frazada para varón sin usar celeste? ¿tengo que usar si o si celeste? Pensé: “mientras no tenga rosa ¡cualquier color “es de varón”!” (¡malditos estereotipos de género!)

Y ahi empezó la mini aventura: elegir colores, descartar, planchar, cortar, coser, volver a planchar, etc.

Que dio por resultado las posibles siguientes combinaciones:

A este punto estaba mareada pero contenta con el resultado. Me encanta como queda el patrón, me gustan los colores. Sometí a la “opinión pública del FB” y mi hermano la elección del diseño final. Cosi toda la noche del jueves. El viernes uní las tres capas para formar el quilt. Y aca es donde cometí un error imperdonable: en lugar de dar por terminada la actividad por el día o hacer un corte, dormir un ratito, y retomar continué quilteando toda la noche.

El resultado no es ni de lejos lo que me gusta en un quilt. En fin:

[¡Piedra libre a #Marido escondido detrás del quilt!]

Mide 116cm por 96cm. Telas de algodón, capa intermedia guata de polyester (ya se está por terminar el rollo y pronto pasaremos a polar ¡yupiiii!!) Sin “binding” gracias a una nueva técnica que se me ocurrió para unir las tres capas.

Lo veo de lejos, sin fijarme en el quilteado, y me encanta. Los colores, como sobresalen los rectángulos blancos (o no), los bordes redondeados. Lo miro del revés, noto el quilteado y lo odio.

Por suerte mi vergüenza queda en casa y en el blog porque mi hermanito me confesó esta mañana que la selección de colores no le gustó y que prefiere regalarles otra cosa [emoticón de risa llanto inclinado] No cree que sea para un recien nacido, le faltaría “colorinche”.

Ahora estoy pensando en descoser el quilteado y #Marido intenta disuadirme. *risas*

 

Anuncios

Guía del buen votante

– El buen votante se fija días antes la escuela donde vota, la mesa y número de orden.
– El buen votante saluda con buena onda al personal de FFAA o FFSS que cuida el comicio.
– A su turno hará lo mismo con las autoridades de mesa.
– El buen votante entrega el dni (que tendrá en mano) y amablemente indicará el nro. de orden.
– Al recibir el sobre verificará que lleve las firmas de las autoridades de mesa y esperará su momento de pasar al “cuarto oscuro”.
– El buen votante lleva celular, libro o cubo rubik para no aburrirse en las esperas.
– El buen votante en el cuarto oscuro buscará la boleta de su gusto sin tocar las que no le interesan. No se apura pero tampoco se demora.
– Al meter el sobre en la urna constatará que las autoridades de mesa están mirando la acción de tal modo que se note que mete un sobre firmado por ellos.
– El buen votante firma el padrón, recibe el troquel y el dni. Desea un buen día y agradece el servicio público que están prestando sus conciudadanos.

Originalmente publicado en FB el 13 de agosto 2017.

Ricitos

30 cm. de alto.

Hilo de algodón, relleno de guata, colores pasteles a gusto del requirente.

En la base de cada pata hay una cápsula de huevo “kinder” con arroz (para que haga “ruido”).

Rara avis. Empezó no gustándome la idea y mientras lo hacía la sensación no mejoraba. Nada extraño. Siempre me pasa. “No está quedando bien”, “¿le gustará?”, “¿será lo que quería?”, “no son los mejores colores”, bla bla bla. Esta vez el resultado lo veo satisfactorio.

Nota mental

En la salsa bellamel reemplazar la manteca por aceite dará una textura similar. Pero el sabor… engrudo.

Tres de cuatro

Después de una larga espera elBas recibió su tercer amigurumi (ya no recuerdo en ocasión de qué se lo había prometido)

Una versión libre y aniñada [¿?] del personaje Cthulhu:

16359151_1554780837872596_1017328354_n

Con eso llegamos al trio en la mesa de luz. Falta uno más que llegará en algún futuro ¿cercano?

16295382_1554780901205923_608761728_n

Huerto 2017

El año recien nacido nos encuentra con dos plantitas en el maceto huerto.

Cultivar en el piso 20 tiene sus dificultades. Más si se le suma la orientación sud-sudoeste. Mucho viento. Mucho Sol en verano. Poca protección (aunque este año la media sombra que puso elBas en el balcón parece haber funcionado). A veces siento que estamos cultivando en plena Pampa del Castillo.

La némesis sigue con nosotros. Igual que el limonero. El incienso resiste, el lazo de amor también. Sorprendentemente una violeta de los alpes que me regaló mi ¿suegrastra? (¿cómo se le llama a la pareja de tu suegro que no es madre de tu esposo? bueno, ella) se aclimató genial.

Plantamos campanitas y cuanta semilla tenía guardada sin identificar (mal ahi, Nix). Solo germinaron algunas campanitas y ¡una tomatera!

15934613_1535887469761933_1590995218_n

Pero la estrella del maceto huerto es el jengibre. ElBas encontró en una dietética una raiz. Presto pronto la trajo a casita.

15135816_10211986105834505_2111480544036137582_n

Luego de algunas demoras, finalmente, ayer la plantamos.

15910197_1535113243172689_988909328_n

Completamos al actividad de siembra con una nueva ola de campanitas y perejil. Veremos como resulta. Escribo esto mientras Eolo descarga su furia contra el balcón.

Dos de dos

Primeros quilts que salen de la familia. Dos encargos de mi hermano para dos amigos “embarazados”. [¿Asi se empieza?]

15577677_1504768456207168_660431836_n

Un tradicional 9patch. En percal de algodón, telas de Once. Mide 115 x 94 cm. Quilteado libre.

15592295_1506048329412514_1025866265_n

Un “stacked coins quilt”. Algo asi como “monedas apiladas”. Telas yankis de Moda Fabrics para el top. Mide 113 x 90 cm. También quilteado libre.

pd. los dos tienen guata en el interior.